ACTS Internacional Espanol
ACTS Internacional Conocer a Dios Yo sí Creo
Encuentros Diarios
&Acerca de ACTS  
 
     
 
 
Correo electrónico Favorito / Compartir
Archivos Encuentros Diarios




Encuentros Diarios

Junio 23, 2017

Son sólo palabras

"Las palabras dichas a tiempo," escribió Salomón, "son como manzanas de oro con incrustaciones de plata."1

"Son sólo palabras. . . y palabras son todos lo que tengo para robar tu corazón." Estas palabras son de una de mis canciones favoritas, cantada por los Bee Gees. Obviamente, las palabras pueden tener un efecto poderoso ya sea para bien o para mal, para sanar o para lastimar, para alentar o desalentar, para hacer a otros reír o lloran.

Con palabras, nosotros podemos inspirar a personas e incluso a naciones para que hagan nobles actos de valor, tales como las palabras que Sir Winston Churchill pronunció para estimular a los ciudadanos británicos a la victoria cuando, durante la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña estaba contra la pared ya que estaba siendo bombardeada por los incesantes ataques aéreos de Alemania. Cuarenta y siete de sus buques de guerra había sido hundido. La fuerza aérea había perdido el 40 por ciento de su escuadra de bombarderos. Gran Bretaña estaba al borde de la hambruna y enfrentaba una invasión inminente.

Esto es lo que Churchill les dijo en ese momento de gran necesidad: "Nosotros defenderemos nuestra isla, lucharemos en las playas, lucharemos en los campos de aterrizaje, lucharemos en los campos y las calles, lucharemos en las colinas. Nosotros nunca nos rendiremos."2

O con personas como Hitler y los Saddam Husseins del mundo, las palabras se puede utilizar para motivar a la gente a realizar hechos despreciables de traición, asesinato, sacrificio e implacables actos de terrorismo.

La mayoría de nosotros, por supuesto, nunca estará en una posición de poder mover multitudes de personas, pero cada uno de nosotros está en condiciones de hacer una gran diferencia en la vida de al menos una persona — y en realidad, las vidas de muchas personas, si esa es nuestra inclinación.

Vida está llena de muchas cosas negativas, reveses, palabras hirientes y crueles. Y, por ello todos necesitamos palabras de aliento. No olvidemos dar una palabra de aliento al menos a una persona cada día ya sean jóvenes o viejos.

    PALABRAS

    Las palabras
    pasan pronto
    y se olvidan,
    pero cuando las expresamos
    de forma amorosa y amable
    son como bellas flores,
    y aun cuando
    se marchitan y mueren
    de la memoria consciente,
    su fragancia vive
    grabada en lo
    mas profundo de la mente —
    para siempre.3

                       – Dick Innes ©

Se sugiere la siguiente oración: "Dios mío, ayúdame a tener un corazón bondadoso, teniendo en mente que 'de la abundancia del corazón habla la boca.' Por favor úsame y a mis palabras para alentar a los que sufren a lo largo del camino. . . y especialmente animar, motivar e inspirar a mis seres queridos en casa. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, Amén." 

1. Proverbios 25:11 (Parafraseado).
2. Reportado por Benjamin P. Browne.
3. Dick Innes. Este poema bellamente presentado y listo para enmarcar está disponible en http://tinyurl.com/words-spoken (solamente en inglés).

<:))))><


 

 
  Mapa Del Sitio   Principio de la página  
 
     
 
ACTS International Español footer
 
  MENÚ PRINCIPAL
Conocer a Dios
Voz en la Noche
Va al Cielo
Yo sí Creo
El Poder del Amor
Victorioso Angustias
El Amor Nunca Falla
Nunca Fracaso
Jesucristo es Dios?
Vuelta_De_Jesús
 
Vida Después
Esperanza
Cosas Van Mal
No Es Suficiente
Amor Incondicional
Amor Increíble
El Perdón
Pasaport e al Cielo
Una Oración
Son los Ángeles Verdaderos?

 
Menos Estrés
Temperamento
El Amor de Dios
Encuentros Diarios
Archivos Encuentros Diarios
Acerca de ACTS
Contacto
Suscriba Encuentros Diarios
   Libre

MAPA DEL SITIO
Favor de reportar problemas a  
Todas la páginas en este sitio son propiedad de de
Derechos Reservados por ACTS Internacional © Copyright 2005- 2017
 
Página de Entrada   Encuentros Diarios  Conocer a Dios