ACTS Internacional Espanol
ACTS Internacional Conocer a Dios Yo sí Creo
Encuentros Diarios
&Acerca de ACTS  
 
     
 
 
Correo electrónico Favorito / Compartir




Vida Después de la Muerte

El Dr. Billy Graham, un renombrado orador en el ámbito mundial y que es mejor conocido por sus cruzadas masivas, programas de radio y televisión, ha dicho que la pregunta que le hacen más frecuentemente es, “¿Hay vida después de la muerte?”

Esta es una pregunta antiq u ísima. Desde tiempos tempranos las personas han creído que la vida no termina en la tumba. “Realmente,” escribe el Dr. Raymond A. Moody, Jr. en su libro Vida Después de la Muerte. “Las tumbas en sitios antiguos sobre toda la tierra dan evidencia de la creencia en la supervivencia humana de la muerte corporal.”1

¿Es el deseo del hombre por la vida más allá de la muerte solo un pensamiento? ¿O existen evidencias que apoyen esta creencia?

La ciencia moderna parece apoyarlo. Por ejemplo, muchas personas que han sido pronunciadas con “muerte clínica” han regresado a la vida han dado relatos vívidos de estar totalmente concientes después de haber sido pronunciados muertos por el personal medico.

Por más de media década, el Dr. Moody, quien es también un psiquiatra en la Universidad del Hospital de Virginia, hizo un estudio en más de cien de estos casos.

Una de estas personas describe su experiencia de esta manera: “Escuche a los doctores decir que había muerto y en ese momento empecé a sentir como si estuviera tambaleándome a través de la oscuridad, como en un tipo de recinto. Todo estaba muy negro, excepto que, a lo lejos, podía ver una luz, pero no muy grande al principio. Crecía más grande cada que me acercaba más y más a ella.

Muchas personas que han
sido pronunciadas con 'muerte clínica'
han regresado a la vida.

“Yo trataba de llegar a la luz al final, porque sentía que era Cristo, y trataba de alcanzar ese punto. No era una experiencia aterradora. Porque de inmediato, siendo un cristiano, yo había conectado la luz con cristo quien dijo, ‘yo soy la luz del mundo.’ Me dije a mí mismo, Si esto es así, si voy a morir, entonces sé quien me espera al final, allá en la luz.’”2

Otro explicó, “lo primero que (el ser en la luz) me dijo fue, que de cierta manera me preguntó si estaba listo para morir, o que había hecho con mi vida que le quisiera mostrar”3

Otros experimentaron una profundo sensación de soledad inmediatamente después de morir. Una persona dijo, Yo estaba conciente todo el tiempo de que estaba solo—muy solo—casi como si fuese un visitante de otro lugar. Era como si todas las relaciones se hubiesen cortado. Yo sé—era como que si no hubiese amor o nada.”4

Mientras que estas experiencias son muy interesantes, el libro de más confianza que existe sobre la vida después de la muerte es la palabra de Dios, la Biblia, el cual dice, ‘Sin embargo te4nemos esta seguridad: Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertar y cantar moradores del polvo!, porque tu rocío es cual rocío de luz viva, y la tierra sacará a la vida sus sombras.”5

En el Nuevo Testamento San Pablo escribió, He aquí les digo un misterio: no todos dormiremos; pero todos seremos transformados... Porque es menester que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad.”6

Pasa a la página dos

 

 
  Mapa Del Sitio   Principio de la página  
 
     
 
ACTS International Español footer
 
  MENÚ PRINCIPAL
Conocer a Dios
Voz en la Noche
Va al Cielo
Yo sí Creo
El Poder del Amor
Victorioso Angustias
El Amor Nunca Falla
Nunca Fracaso
Jesucristo es Dios?
Vuelta_De_Jesús
 
Vida Después
Esperanza
Cosas Van Mal
No Es Suficiente
Amor Incondicional
Amor Increíble
El Perdón
Pasaport e al Cielo
Una Oración
Son los Ángeles Verdaderos?

 
Menos Estrés
Temperamento
El Amor de Dios
Encuentros Diarios
Archivos Encuentros Diarios
Acerca de ACTS
Contacto
Suscriba Encuentros Diarios
   Libre

MAPA DEL SITIO
Favor de reportar problemas a  
Todas la páginas en este sitio son propiedad de de
Derechos Reservados por ACTS Internacional © Copyright 2005- 2017
 
Página de Entrada   Encuentros Diarios  Conocer a Dios