ACTS Internacional Espanol
ACTS Internacional Conocer a Dios Yo sí Creo
Encuentros Diarios
&Acerca de ACTS  
 
     
 
 
Correo electrónico Favorito / Compartir
Archivos Encuentros Diarios




Encuentros Diarios

Mayo 02, 2019

La Ley de la Vida

“Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, [los que no están andando conforme a la carne, sino  conforme al Espíritu]. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto  era débil a causa de la carne, Dios, enviando a su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y en lo concerniente al pecado, condenó al pecado en la carne.”1

Cuando niño hubo ocasiones en las que hice algo tonto—realmente tonto. Yo quería saber cómo se sentía la electricidad. Mi madre hubiera sufrido un ataque al corazón de haber sabido lo que yo estaba a punto de hacer. Retiré la tapa de la caja de los fusibles … afortunadamente yo sabía que no debí de poner el dedo directamente en la conexión. Créanme, jamás lo volví a hacer … y jamás se lo dije a mi madre. En dónde yo crecí el voltaje domestico era de 240 voltios, no los110 como en los Estados Unidos. Es una fortuna que yo esté aquí escribiendo sobre esto. 

Hay muchas cosas en la vida que pueden resultar en la muerte. La mayoría de nosotros, aunque no todos, somos lo suficientemente inteligentes para no hacer estas cosas. De lo que muchos no estamos consientes o lo ignoramos, sin embargo, es de otra de las leyes de Dios—la ley de la vida y la muerte.

Una descarga eléctrica puede causar la muerte instantánea. LA ley de la vida y la muerte es mucho más peligrosa pesar de que sus efectos no se ven instantáneamente. La muerte que causa es la muerte espiritual (el alma). El no aceptar la cura de Dios, significa que en la vida después de la muerte uno estará separado de Dios eternamente, el autor de todo el amor y la vida, en un lugar que Dios llama el infierno—sea lo que sea y dónde sea que se encuentre. ¡De una cosa si podemos estar seguros y es de que será un infierno!

¿Y cuál es la cura para las consecuencias de la ley de la vida y la muerte? Es el apegarse a la “ley de Dios del Espíritu de vida.” Esto es, admitir que soy un pecador, creer que Jesucristo es el Hijo de Dios y que él murió en la cruz para pagar la pena por mis pecados, pidiéndole a Dios que nos perdone y aceptar a Jesús como nuestro Señor y salvador personal.

No importa lo que haga en su vida asegúrese de aplicar la “ley de Dios del Espíritu de vida” para que no tenga que  sufrir las consecuencias eternas de la “ley de la muerte.” Este es un regalo muy especial para ustedes. Por ayuda oprima aquí:
http://www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.php

Se sugiere la siguiente oración: Querido Dios, gracias por tu gran amor al darnos a ti Hijo, Jesús, paraqué muriese en la cruz para pagar la pena por todos mis pecados, y al hacer esto, nos diste la ley del Espíritu de la vida para salvarnos de las consecuencias de la ‘ley del pecado y de la muerte.’ Por favor ayúdame a tener la certeza de que he seguido tu ‘ley de la vida’ y recibir tu perdón y el regalo de la vida eterna. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, amén.”  

1. Romanos 8:1-3 (NIV).

<:))))<><


 

 
  Mapa Del Sitio   Principio de la página  
 
     
 
ACTS International Español footer
 
  MENÚ PRINCIPAL
Conocer a Dios
Voz en la Noche
Va al Cielo
Yo sí Creo
El Poder del Amor
Victorioso Angustias
El Amor Nunca Falla
Nunca Fracaso
Jesucristo es Dios?
Vuelta_De_Jesús
 
Vida Después
Esperanza
Cosas Van Mal
No Es Suficiente
Amor Incondicional
Amor Increíble
El Perdón
Pasaport e al Cielo
Una Oración
Son los Ángeles Verdaderos?

 
Menos Estrés
Temperamento
El Amor de Dios
Encuentros Diarios
Archivos Encuentros Diarios
Acerca de ACTS
Contacto
Suscriba Encuentros Diarios
   Libre

MAPA DEL SITIO
Favor de reportar problemas a  
Todas la páginas en este sitio son propiedad de de
Derechos Reservados por ACTS Internacional © Copyright 2005- 2019
 
Página de Entrada   Encuentros Diarios  Conocer a Dios