ACTS Internacional Espanol
ACTS Internacional Conocer a Dios Yo sí Creo
Encuentros Diarios
&Acerca de ACTS  
 
     
 
 
Correo electrónico Favorito / Compartir
Archivos Encuentros Diarios




Encuentros Diarios

Septiembre 20, 2021

Más que conquistadores

"Desarmo a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humillo en público al exhibirlos en su desfile triunfal.”1

En el año 490 a.C., el ejército persa, tratando de invadir Grecia, desembarcó una gran fuerza a 26 millas de Atenas. El enorme ejército desembarcó de sus buques de guerra y se reunió en las llanuras de un lugar llamado Maratón. Allí se prepararon para atacar al ejército griego y establecer su presencia en Europa.

Los griegos fueron superados en número 4 a 1, pero lanzaron una ofensiva sorpresa contra los persas. En ese momento, el plan parecía suicida; pero al final del día, 6,400 cuerpos persas yacían muertos en el campo, mientras que solo 192 soldados griegos habían sido asesinados. Los persas sobrevivientes huyeron al mar y se dirigieron al sur a Atenas, donde esperaban atacar la ciudad antes de que el ejército griego pudiera volver a reunirse allí. Sin noticias de la victoria griega, los persas creían que la ciudad se rendiría.

Un joven mensajero llamado Feidipidos fue llamado a correr la distancia a Atenas. Debía llevar las buenas nuevas de la victoria y advertir a los atenienses sobre los barcos persas que se acercaban. Feidipidos ya estaba cansado de otra larga carrera y de haber luchado con armadura pesada contra los persas, pero al ver la necesidad de llevar la verdad a sus compatriotas, Feidipidos estuvo a la altura del desafío. Empujándose más allá de los límites normales de la resistencia humana, Feidipidos corrió las 26 millas hasta Atenas en aproximadamente 3 horas (las carreras de maratón de hoy se han creado para conmemorar esto). Cuando tropezó con la ciudad, jadeó a los líderes: "¡Alégrense, vencemos!" y murió. Al enterarse de la noticia, los atenienses aguantaron hasta que llegó el ejército. La batalla estaba ganada. El enemigo fue derrotado. No fue necesaria ninguna rendición.

Satanás trata de convencernos de que su batalla con Dios todavía esta activa y le encantaría hacernos creer que el ganará. Muchos podrían estar inclinados a creer sus mentiras con lo que vemos a nuestro alrededor, pero esto simplemente no es cierto. Satanás es un mentiroso. Si bien puede causar miseria aquí, pero no se equivoquen, ha sido derrotado. Jesús ganó la victoria sobre Satanás hace más de 2.000 años cuando murió en la cruz y resucitó sólo tres días después.

Como cristianos podemos sentirnos cansados a veces y perder el sentido de urgencia en nuestra misión, pero debemos llevar el mensaje evangélico de esperanza al mundo con la misma determinación y resistencia que Feidipidos. Gritemos el mensaje a los que más lo necesitan: "¡Alégrate! ¡En Jesús, vencemos!"  

Oración sugerida: Querido Dios, a veces me he sentido cansado o he perdido mi motivación para compartir Tus Buenas Nuevas con los demás. Empiezo a creer en las mentiras de Satanás y me permito distraerme. Pero hoy te pido que renueves mi fuerza y me des la determinación de difundir Tu mensaje de esperanza a los demás. ¡En ti, somos más que conquistadores! Gracias por la victoria que tenemos en ti. En el poderoso nombre de Jesús, amén.

  1. Colosenses 2:15 (NVI).


 

 
  Mapa Del Sitio   Principio de la página  
 
     
 
ACTS International Español footer
 
  MENÚ PRINCIPAL
Conocer a Dios
Voz en la Noche
Va al Cielo
Yo sí Creo
El Poder del Amor
Victorioso Angustias
El Amor Nunca Falla
Nunca Fracaso
Jesucristo es Dios?
Vuelta_De_Jesús
 
Vida Después
Esperanza
Cosas Van Mal
No Es Suficiente
Amor Incondicional
Amor Increíble
El Perdón
Pasaport e al Cielo
Una Oración
Son los Ángeles Verdaderos?

 
Menos Estrés
Temperamento
El Amor de Dios
Encuentros Diarios
Archivos Encuentros Diarios
Acerca de ACTS
Contacto
Suscriba Encuentros Diarios
   Libre

MAPA DEL SITIO
Favor de reportar problemas a  
Todas la páginas en este sitio son propiedad de de
Derechos Reservados por ACTS Internacional © Copyright 2005- 2021
 
Página de Entrada   Encuentros Diarios  Conocer a Dios