ACTS Internacional Espanol
ACTS Internacional Conocer a Dios Yo sí Creo
Encuentros Diarios
&Acerca de ACTS  
 
     
 
 
Correo electrónico Favorito / Compartir
Archivos Encuentros Diarios




Encuentros Diarios

Septiembre 28, 2021

¡Pruébalo, te gustará!

"Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian.”1

En la década de 1970, un cereal popular introdujo un comercial aún más popular que produjo una frase que todavía se usa hoy en día. En este anuncio televisivo veíamos a tres hermanos en una mesa de desayuno; dos de los cuales se mostraban reacios a probar este nuevo cereal. El más joven de los tres, aparentemente el más exigente de los comedores, recibió el tazón en cuestión. Después de un momento de vacilación, comienza a comer el cereal y lo disfruta, a lo que los hermanos exclaman; "¡Le gusta! ¡Oye, Mikey!"

Décadas más tarde, nos encontramos todavía refiriéndonos al amado comercial, diciendo frases como: "¡Pruébalo! ¡Te gustará!" o "¡A Mikey le gusta!". Para un comensal quisquilloso, probar nuevos alimentos puede ser una experiencia muy desagradable, y los alimentos a menudo son rechazados. Aquellos que no son exigentes, sin embargo, encuentran este comportamiento absurdo, porque "¿¡Cómo no te puede gustar esta delicia que he puesto ante ti!?"  En una situación muy similar, nos encontramos cuando tratamos de compartir el Evangelio de Jesucristo con los no creyentes. Sabemos que tenemos un plato delicioso que es abundante y delicioso al gusto, pero no están dispuestos a probarlo por sí mismos y, en última instancia, lo rechazan. El comensal quisquilloso está absolutamente seguro de que no le gustará, a pesar de que nunca lo ha probado.

Como padres, nuestra experiencia con niños quisquillosos es: "¡No digas que no te gusta hasta que lo hayas probado!". Esto es precisamente lo que el rey David estaba sugiriendo al no creyente (e incluso al creyente) en el Salmo 34 cuando dijo: "Prueben y vean que el Señor es bueno". A lo largo del Salmo, David está alabando la grandeza del Señor, quien una y otra vez había mostrado su misericordia sobre su vida. Luego coloca este "delicioso plato" ante nosotros y dice: ¡Pruébalo! ¡Te gustará! Y aquellos de nosotros que lo hemos "probado" no solo nos ha "gustado", sino que nos hemos enamorado de la fuente de esta bondad. Es natural que queramos que otros tengan esta misma experiencia. Sin embargo, algunos están convencidos de que no necesitan probarlo para saber que no les gustará, y permanecen insatisfechos e infelices. David continúa diciendo: "Dichosos los que en Él se refugian." Probar la bondad de Dios trae una felicidad que no puede ser reemplazada por cosas terrenales. Jesús le dijo a la mujer samaritana:"Pero el que beba del agua que yo le daré, nunca volverá a tener sed..." (Juan 4:14).

Al igual que David y muchos otros en las Escrituras, nosotros también tenemos la oportunidad de experimentar de primera mano la bondad del Señor. ¡Todo lo que tenemos que hacer es probarlo! Podríamos descubrir que nos gusta.

 

Oración sugerida:

Querido Señor, eres tan bueno. ¡He probado tu bondad y quiero más! Quiero que otros lo prueben y se llenen. Úsame, Señor, para traer a otros a ti, para que puedan ver tu gozo desbordarse en mí y quieran probar algo de lo que tengo para ofrecer y ese eres Tú. En el nombre misericordioso de Jesús, amén.

  1. Salmo 34:8.


 

 
  Mapa Del Sitio   Principio de la página  
 
     
 
ACTS International Español footer
 
  MENÚ PRINCIPAL
Conocer a Dios
Voz en la Noche
Va al Cielo
Yo sí Creo
El Poder del Amor
Victorioso Angustias
El Amor Nunca Falla
Nunca Fracaso
Jesucristo es Dios?
Vuelta_De_Jesús
 
Vida Después
Esperanza
Cosas Van Mal
No Es Suficiente
Amor Incondicional
Amor Increíble
El Perdón
Pasaport e al Cielo
Una Oración
Son los Ángeles Verdaderos?

 
Menos Estrés
Temperamento
El Amor de Dios
Encuentros Diarios
Archivos Encuentros Diarios
Acerca de ACTS
Contacto
Suscriba Encuentros Diarios
   Libre

MAPA DEL SITIO
Favor de reportar problemas a  
Todas la páginas en este sitio son propiedad de de
Derechos Reservados por ACTS Internacional © Copyright 2005- 2022
 
Página de Entrada   Encuentros Diarios  Conocer a Dios